Josefa Jiménez Sánchez 'La Espejita'

Josefa Jiménez, alias “La Espejita”, natural de Alcalá de los Gazules fue una mujer luchadora y madre de varios hijos que tuvo que sufrir el escarnio y la represión de los golpistas.

Su único delito fue ser una gran entusiasta de los ideales de libertad y democracia y convivir junto a su pareja, Miguel Gómez Espina, que fue Presidente de la CNT en 1919 y un activo propagandista de izquierdas.

Una vez estalla el golpe de Estado, los fascistas iniciaron una persecución a los habitantes que estuvieron ligados, de una forma u otra, al Frente Popular de Izquierdas.Josefa no estaba afiliada a ningún partido pero se vio obligada a huir de su propio pueblo hacia un futuro incierto porque los fascistas la estaban buscando. Ahí comienza su periplo: desde Alcalá de los Gazules, pasando por Jimena, Casares, Estepona, Fuengirola, Murcia, Lérida y finalmente Valencia, donde se encontraba cuando terminó la guerra.

El 28 de julio de 1939 fue detenida por las “fuerzas del orden” y llevada a la prisión de Medina Sidonia, a la espera de un juicio sumarísimo que la condenaría a 30 años de cárcel por un delito que no había cometido: ser una mujer con ideales liberales y luchar por la libertad de hombres y mujeres. También su pareja, Miguel, corrió la misma suerte, siendo condenado a 30 años de prisión.

Parte de su familia también sería perseguida y asesinada. Es el caso de su hermana Ana Jiménez, también conocida como “La Espejita”, que sería asesinada junto a su hijo Rafael, probablemente en la Línea de la Concepción.

Desde aquí, nuestro pequeño homenaje a esta mujer luchadora y a sus familiares.

 

Fuente: Juicio Sumarísimo de Josefa

Jiménez Sánchez (nº 6219 de la auditoría de guerra). 

Archivo Militar de Sevilla.

Imagen cedida por Juan Pedro Romero Benítez